Nada mejor que ser un buen vecino

Siempre es lindo ser amado por quienes te rodean, es un sentimiento maravilloso que te permite caminar con orgullo a donde vayas, siendo buen padre, buen trabajador, buen ciudadano y en general una buena persona. A veces en la vida, tenemos que lidiar con situaciones desafortunadas que nos llevan a la incomodidad, un hecho del que nadie quiere formar parte. Entre esas circunstancias, una peculiar proviene de una situación de humedad provocada por el agua.

En condiciones normales, nuestras casas o propiedades están construidas para ser lugares seguros y unidades sólidas, donde todos los sistemas funcionan correctamente, pero el agua que corre por sus tuberías puede ser un gran problema de vez en cuando. Los daños por agua pueden causar el colapso de su propiedad, cualquier tubería rota o gotera puede destruir los cimientos, el techo, el sótano o cualquier pared de la casa, pero no solo su propiedad puede estar en problemas, también la de sus vecinos puede estar en riesgo.

Su vecino puede demandarlo si no cuida sus tuberías y fuentes de agua. Los culpables comunes de este tipo de daño por agua incluyen mangueras de jardín o aspersores que se dejaron funcionando por mucho tiempo y tuberías de agua obstruidas, viejas o con fugas. Los propietarios son responsables de sus tuberías y la mejor manera de mantenerlas en funcionamiento es contratar a un profesional para que se ocupe de cualquier problema relacionado con ellas y obtener una inspección al menos cada dos años para asegurarse de que todo esté bien.

Además, si quieres evitar una disputa con tu vecino y ahorrarte un costo promedio de daños por agua, que son unos $ 11000 al año, debes estar bien asesorado por un profesional certificado en plomería o restauración.

Leave a Reply

Your email address will not be published.